my little light.

jueves, 30 de octubre de 2014

in a field of
whatever you want
i would choose you
because you are not
just another flower
you are
my daffodil,
my edelweiss,
the most beautiful one.



Me recuerdan a ti;
el color azul,
los narcisos,
passenger,
las luces,
las sonrisas,
los poemas,
las acuarelas,
los pinceles,
las miradas bajas,
las canciones alegres,
y las canciones tristes,
los arcoíris oscuros,
los coloridos,
las machas de lápiz en la mano
después de hacer un dibujo,
las estrellas,
todas y cada una,
las metáforas,
las risas tímidas,
las palabras de ánimo,
las lechugas,
y básicamente todo.


Mi pequeña, gran Annie:

Cuando te conocí, eras una pequeña y enorme luz brillante, llena de energía y alegría, que podía hacer que sonriese aunque fuese el día más gris del mundo. Supongo que me gusta verte así. Eres la estrella que más brilla en la oscuridad, la que tantas veces me ha secado las lágrimas aunque nos separen kilómetros y kilómetros.

Hoy quiero devolverte el favor. Sí, sé que fue ayer, y lo siento muchísimo. La memoria de pez no puede justificar eso. Soy bastante desconsiderada y no espero que me lo perdones. Pero bueno, quiero que sepas que estoy aquí aunque a veces no lo parezca. Que aún me importas. ¿Cómo podrías dejar de importarme, Annie?

Te he visto apagarte aunque me cueste admitirlo. Parpadeabas y poco a poco perdiste tu luz. He estado ciega, y no he hecho nada por evitarlo. Espero que desde ahora sólo te enciendas más cada día. Te mereces eso y más de lo que nadie pueda expresar en simples y estúpidas palabras. (Ahora mismo sería cuando te abrazaría, si pudiera.)

Recuerdo que una vez me escribiste una canción sólo porque estaba desanimada. Eres tan única, Annie. Eres tan especial y tan tú misma y tan increíble que ni siquiera te das cuenta. Eres tan, Hazel Grace, pero muchísimo mejor, porque eres tú, y eso nadie puede igualarlo.

No se me dan bien las canciones y lo sabes, pero manejo las metáforas. Dejemos a un lado las margaritas, que me tienen cansada. Si tuviera un campo con todas las flores del mundo, te elegiría a ti antes que a nadie, Annie, a ti, mi pequeño narciso. Y ninguna flor podría igualarte. Ojalá tuvieras eso más en mente siempre.

Así que, feliz cumpleaños, mi lucecita, mi edelweiss, mi narciso, mi Annie. Te haces mayor, jo. Sólo espero que este año sea muchísimo mejor. Que escribas tu propia canción de los quince y que tenga una letra un poquito más feliz. Que sea un poquito más alegre que la de los catorce. Que dejes, poco a poco, la tristeza atrás. Te pido demasiado, quizá, pero es sólo lo que tú mereces. Y si necesitas ayuda con esa melodía, aquí estoy, para lo que necesites. Cuando me necesites.

I'll be there for you,
when the rain starts to pour.

Felices quince años, Annie.
Te quiero muchísimo.

-m.

2 comentarios:

  1. Hola, podrias subir algo de que has hecho en halloween? o algo de esa fiesta?

    ResponderEliminar
  2. OH DIOS MERCE QUE PRECIOSO OH MY GOD. TENÍAS QUE HABER PUESTO LA CANCIÓN DE WHEN YOU'RE FIFTEEN Y BUEHNO DE ACUERDO CON TODO TODÍSIMO. ANNIE ES COMO UNA LUCECITA MONÍSIMA Y QUE ESPEREMOS QUE NUNCA PIERDA SU BRILLO <3
    P.D: FELICIDADES A.M (MUY ATRASADAS, SI QUIERES, PÉGAME)
    -JADE

    ResponderEliminar