Reseña: Harry Potter y la Piedra Filosofal, J.K. Rowling.

domingo, 25 de enero de 2015


Sinopsis:

La novela presenta a Harry Potter, un niño huérfano criado por sus tíos que descubre en su undécimo cumpleaños que es un mago. En la novela se narran sus primeros pasos en la comunidad mágica, su ingreso en el Colegio Hogwarts y cómo comienza a hacer amigos, que lo ayudan a enfrentarse a Lord Voldemort, el brujo tenebroso que había asesinado a sus padres y cuyo espíritu busca un antiguo objeto legendario conocido como la piedra filosofal.
[fuente: fnac libros]



Opinión personal:

¡Bien, magos y brujas que me leéis desde el otro lado de la pantalla! ¡Por fin llegó el gran día! ¡Por fin puedo reseñar HARRY POTTER! *el público imaginario grita, y Merce llora de emoción* Vale, vale. Dejémonos de dramatismos. Como ya sabréis, si es que no se me ha olvidado mencionarlo, hace unos dos años empecé a leer la saga de Harry Potter, la cual me introdujo de lleno al mundo de la lectura. Pero yo no tenía los libros en físico (tuve que pedirlos prestados a una amiga), por lo que nunca he vuelto a leerlos. (Salvo Las Reliquias de la Muerte, el cual leí dos veces antes de devolverlo...)

Por fin, por Navidades, se me ocurrió pedirlos, por si caían. ¡Y ahora tengo los tres primeros libros de esta maravillosa saga! No sabéis lo feliz que me puse cuando nos llamaron de la tienda para decirnos que ya habían llegado. Me puse a bailar y todo. Podré tener todos los libros del mundo, pero creo que teniendo Harry Potter ya estoy más que contenta de por vida.

Total, que cuando llegaron, yo estaba leyendo El Destello, y mi mente decía "lee Harry Potter, lee Harry Potter...", y tuve que hacerle caso. Dejé a un lado el libro que estaba leyendo y comencé mi relectura con más ganas que nunca.

Recordaba Harry Potter y la Piedra Filosofal como un libro con un principio lento, pero he aprendido que las segundas impresiones son muy diferentes de las primeras. El libro comienza narrando un día que debía ser uno más para los Dursley. El señor Dursley se dirige a su trabajo como de costumbre, habiéndose topado con un peculiar gato esa misma mañana. Entonces empieza a notar que hay personas con atuendos extraños, lechuzas volando por todas partes (las cuales él no ve, ya que está en su oficina) y, lo más extraño de todo: escucha a una de esas personas mencionar a los Potter y al hijo de estos, Harry, el cual es su sobrino. Es aquí (es decir, desde las primeras páginas) cuando el libro comienza a atrapar, debido a que sabes perfectamente a qué se debe ese barullo, y Dursley no tiene ni idea.

Vernon Dursley decide no darle importancia al asunto, pero justo esa noche, un hombre de barba plateada, gafas de media luna, túnica púrpura y botas de tacón aparece en la puerta del número 4 de Privet Drive, donde viven los Dursley. *su subconsciente grita "DUMBLEDOOOOOOOOOORE"* (Cállate, ¿quieres? Trato de hacer una reseña en condiciones.)

El gato con el que se cruzó Vernon resulta ser la profesora Minerva McGonagall, y el anciano, Albus Dumbledore, director de la escuela Hogwarts de Magia y Hechicería. Ambos hablan sobre el suceso de esa misma noche: Voldemort, el Señor Tenebroso, ha matado a James Potter y a su esposa, Lily, que trató de proteger a su hijo. Al tratar de matar al niño, Voldemort se debilitó, perdiendo sus poderes y por tanto desapareciendo. Es por esto por lo que Harry será conocido como el niño que sobrevivió



Hagrid, el guardabosques, trae al chico unos momentos más tarde, para dejarlo en la puerta de la casa de los Dursley (quienes son los muggles [personas no-mágicas] más mezquinos y desagradables del mundo), con quienes vivirá desde entonces, sin saber que es mago, ni que su nombre es conocido por todos en el mundo mágico.




Es así como comienza la que es, para mí, la saga más épica y memorable que existirá nunca. Más tarde se narra la horrible vida que lleva Harry junto a sus tíos, quienes lo usan como si fuera un criado y lo tienen viviendo en la alacena de debajo de las escaleras. Pero entonces empiezan a llegar cartas dirigidas a él, como ya sabréis por la película (muggles...) o recordaréis si habéis leído el libro. Ya que Vernon no deja al chico leer las cartas, Hagrid encuentra la manera de llegar hasta él, le cuenta que es un mago y le lleva a comprar lo que necesitará para el curso en Hogwarts.

En la escuela de Magia y Hechicería, Harry descubrirá mucho sobre él mismo y sobre su pasado, aprenderá a preparar Pociones, a hacer Encantamientos, e incluso a volar en escoba. Y, lo más importante de todo: conocerá a Ron y a Hermione, junto a quien vivirá muchísimas aventuras.



Bien, mejor dejo ya de contar cosas sobre la historia, porque al final os destripo el libro entero... Pasemos a hablar de la escritura de Rowling. Su forma de narrar es, sin duda alguna, la más acogedora y fácil de leer que he encontrado nunca en mis tantos años como lectora compulsiva. La suya es una manera peculiar pero cálida de contar las cosas, que atrapa desde la primera frase y hace que te olvides de todo lo demás. Es lo bueno de leer Harry Potter: cuando lo estás leyendo, no existe nada más. Sólo el libro, el mundo que hay dentro de él, y tú.

Al ser una relectura, iba recordando ciertos momentos del libro que son súper entrañables y me reía, y mi hermana, que estaba al lado, me exigía que le contase qué me hacía tanta gracia. Pero es imposible que una persona que no ha vivido la magia que hay en cada página de ese libro comprenda por qué es tan especial. Por qué los personajes son tan inolvidables, por qué nos sabemos muchas de las frases de memoria. Si no has leído Harry Potter... entonces es imposible que entiendas lo que significa la palabra magia.

También destacaré el hecho de que los diálogos son ingeniosos, concuerdan con el personaje que dice la frase, y hacen que te des cuenta del carácter de cada uno. Hermione es inteligente y, en el fondo, algo insegura; Ron es gracioso y algo torpe con los estudios; Harry es curioso en lo que a descubrir cosas sobre la magia se refiere; Fred y George *SCREAMS* son PERFECTOS. Me sorprendió mucho, ya que no recordaba que los gemelos apareciesen tanto en el libro, y puesto que son mis personajes favoritos, esto me gustó muchísimo. Hay una escena, en la que Molly les envía jerséis a todos por Navidad, y aparecen Fred y George y dicen una de mis frases favoritas del mundo.



Para concluir, debo decir que esta es una saga que marcó mi vida muchísimo. Creo que todo el mundo debería leerla al menos una vez en su vida, para descubrir lo que se siente al tener la verdadera magia entre tus propias manos.


Puntuación:

/5
Muggles, pls.
Es Harry Potter. ¿Qué esperábais?

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Coincido contigo. Yo no creía que Harry Potter fuera tan como es hasta que lo leí, no hay manera de explicarlo a quien no lo ha hecho :) Y se merece el infinito xD
    ¡Un beso! Meri :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Bueenas! Yo desde que salió la primera película tenía la tradición con mis padres y mi hermana mayor de ir al cine a verlas. Ahí me gustaba la lectura claro, pero no comparemos "esa" lectura con la que leo ahora. Este verano leí el primer libro y se me ponían hasta los pelos de punta. Lo malo es que los leo en ebook, y quiero los libros en papel, pero cuándo termine unos cuántos pendientes iré a leerme el segundo:D
    ¡Muuuchos besos!

    ResponderEliminar
  3. Les recomiendo http://goo.gl/hOMr14 pueden encontrar la saga completa en pdf y epub gratis

    ResponderEliminar
  4. Tengo un reto para leer estos libros este amño por si te interesa! :D
    besos

    http://preciados-momentos.blogspot.com/2014/11/pottermania.html

    ResponderEliminar